La vida de Clarence Bekker tiene tantos giros y vaivenes como sus piruetas vocales y coreográficas. La historia de este músico-residente del Jamboree, que cada jueves convierte el club en una auténtica fiesta, bien merece una entrevista en profundidad.
  • Producción y edición: Morrosko Vila-San-Juan
Comparteix a les xarxes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin