Hoy en día la computación cognitiva tiene múltiples aplicaciones con un impacto real en la sociedad, pero hace quince años, cuando Miquel Montero, CEO y fundador de Atomian, empezó a desarrollar esta tecnología, se convirtió en pionero mundial y, por lo tanto, también en un visionario.

La tecnología que desarrolla junto a su equipo permite emular las funciones del cerebro humano combinando la ciencia cognitiva y el machine learning. De esta forma, es posible ampliar la interacción entre las personas y las máquinas a través del lenguaje natural con la intención de aportar comprensión en esta comunicación bilateral.

  • Realización y edición: Umberto Salerno

Consulta el artículo en el The New Barcelona Post

Comparteix a les xarxes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin