Zacarías Martínez de la Riva no es un compositor convencional. Su trayectoria rompe el mito de que una carrera artística nace de la vocación y de la capacidad innata. Él estudiaba Ingeniería de Telecomunicaciones en Barcelona, su ciudad natal, pero siguió un consejo de un amigo y se dejó llevar por la pasión que sentía por la música de John Williams y acabó estudiando composición y creación de bandas sonoras en Boston.

  • Realización y edición: Morrosko Vila-San-Juan

Consulta el artículo en el The New Barcelona Post

Comparteix a les xarxes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin